domingo, 23 de marzo de 2008

Un tambor en el cielo



Eye in the sky - Nora Jones

Haz clic en el botón "Play" para escuchar la música


-Papi, papi, ¡quiero hacer un dibujo!.-Bien hija toma tus pinturas y papel, todo está sobre la mesa. Ponte una bata ya sabes que mamá no quiere que te ensucies y dibuja algo bonito, como tú sabes hacer, ¿de acuerdo?-No, papi, no necesito papel, ¡quiero pintar una cosa en el cielo!-¡eh!,¿en el cielo? No, veras cariño, en el cielo todas las cosas ya están pintadas desde hace muchos muchos años. -No, no, yo quiero pintar algo en cielo, algo que aún no está pintado.-¿algo que aún no está pintado? No lo hay. Mira, el cielo es perfeccción, con sus nubes, con su sol, con su luna y sus estrellas, incluso cuando se pinta de azul intenso, el cielo es bello como es, no necesita ningún añadido ¿no lo comprendes?.-Pero, ¡yo quiero pintar algo que le falta!, si no lo pinto no sabré donde está y yo necesito saberlo, necesito tenerlo localizado, así siempre lo sabré, necesito pintar algo ¿puedo? ¿puedooo? ¿sí puedo? snifff, sniff, déjame papi, buahhh, (dijo la niña haciendo pucheros).-Bueno, bueno, tranquila, no pasa nada, si tú quieres pintar algo en el cielo, mira haz lo siguiente. Como el cielo ahora está muy azul es mejor que tomes la pintura blanca. Mira hacia arriba y con tu manita ve dibujando eso que tanto quieres ver.
La niña se paró unos segundos, miró sus pinturas sobre la mesa y tomando la pintura amarilla dijo, prefiero pintarlo en amarillo a él le gusta más ese color.
Entonces comenzó a hacer trazos grandes, deteniéndose en alguna zonas, y prosiguió dibujando por espacio de varios minutos, muy muy concentrada. Luego a modo de finalizar su dibujo tomó la pintura negra y pareció escribir algo.Su padre le miraba como extasiado, sin entender bien ni qué hacía ni qué dibujaba, esta niña es muy especial se decía para sus adentros, va a sufrir mucho en esta vida, viene a un mundo demasiado lógico, pero no hay duda de que es especial, pinta sobre el cielo y pone su firma... reflexionaba.
-Ya está papi, ya terminé ¡ahora el cielo está completo!-Ah, dijo el padre mirando a su hija con cara de desconcierto. -¿Te gusta papi?-Verás pequeña yo si miro al cielo no veo lo que has dibujado, será que lo has hecho muy pequeñito o muy especial y no logro verlo bien, así que no puedo decirte si me gusta o no. Dime tú, ¿qué es lo que has dibujado?-He dibujado un tambor, ¡al cielo le faltaba ¡un tambor!, he dibujado un tambor, el cielo es grande... -¿Un tambor? ¿para que has dibujado un tambor? dijo su padre desconcertado.- Verás mi mejor amigo del cole dice que su mamá está en el cielo, hoy le he visto llorando mirando hacia arriba y decía: sé que no puedo verte pero sé qué estás, te quiero mucho, no te olvides de mi. Y yo he pensado que como su mamá siempre era muy bromista, a lo mejor se ha escondido tras una nube o detrás el Sol y por eso no puede verla. Así que he dibujado un tambor y le he dejado escritas unas claras instruccciones. "Tócalo siempre que me eches de menos". Espero que lo entienda.
Y yo no sé lo que mi amigo pensó, solo sé que cuando fui más mayor un dia recordando esta historia se lo conté, el miró con afecto y me dio un abrazo y sin decir nada se marchó. Pero lo que si es cierto es que hoy en día cuando hay una tormenta y el cielo se pone oscuro, hay muchos truenos y todo resuena mucho, mucho, él sonríe.

********************************************

Y con el paso de más años esta historia se ha ido trasladando de persona en persona y ahora somos muchos los que en una noche de tormenta en vez de andar asustados, sencillamente, durante un breve espacio de tiempo, sonreimos. Cuanto más grande es el ruido... creo que sonreimos más y más personas

1 comentario:

Ñoco Le Bolo dijo...

Mira tú! Ahora entiendo bien lo de los truenos. Me resulta más poetíco que imaginarme ángeles asexuados en patines por el cielo.